Medicina Regenerativa

La terapia celular es la introducción de células en el cuerpo con fines terapéuticos. Incluye la utilización de células funcionantes maduras, células troncales (madre) autólogas y alogénicas, xenotransplantes y células transdiferenciadas. Y entre los estimulantes de la regeneración endógena se encuentran algunos factores de crecimiento.

En la práctica clínica diaria se impone cada día con mayor éxito la utilización del plasma rico en plaquetas (PRP) como fuente de factores de crecimiento para el tratamiento de diferentes patologías, especialmente del aparato locomotor y úlceras cutáneas crónicas.

En 2006, los National Instututes for Health (NIH) de USA definieron la medicina regenerativa como el proceso de crear tejidos funcionales vivos para reparar o reemplazar la función perdida de tejidos u órganos debida a la edad, enfermedad, lesiones y defectos congénitos (the process of creating living, functional tissues to repair or replace tissue or organ function lost due to age, disease, damage, or congenital defect)

La medicina regenerativa se basa en principios básicos de biología celular para generar células, tejidos y órganos viables y funcionales para aplicaciones terapéuticas específicas. Teniendo en cuenta los problemas médicos que se originan por las causas incluidas en la definición anterior, es de esperar que la medicina regenerativa juegue un papel cada día más importante en la clínica para corregir, suplementar o reemplazar los la función perdida de los tejidos y órganos. Por tanto, el principal objetivo de la medicina regenerativa es la generación de células, tejidos y órganos funcionales y su aplicación/implantación en clínica con fines terapéuticos.

medicina